El liofilizador es un equipo de laboratorio que se emplea para llevar a cabo el proceso de liofilización, que consiste en extraer la humedad presente en un producto determinado mediante el secado en frío. Es decir, este dispositivo de laboratorio se encarga de realizar una deshidratación de las muestras mediante el frio. 

La liofilización es un proceso que tiene como objetivo separar el agua de una disolución mediante congelación y posterior sublimación del hielo a presión reducida. Esta técnica se emplea para estabilizar los materiales de naturaleza biológica compuestos mayoritariamente por agua, sin alterar su composición cualitativa o cuantitativa, que luego pueden ser rehidratados fácilmente. 

El liofilizador en el laboratorio

El uso de un liofilizador tiene como finalidad reducir las pérdidas de los componentes volátiles o termosensibles. La liofilización es el proceso sin conservantes o productos químicos más adecuado para preservar células, enzimas, bacterias, levaduras, virus, vacunas, sueros, hemoderivados, algas, entre otros, debido a que ofrece una conservación más eficiente.

Es por ello que un liofilizador reviste de mucha importancia sobre todo en los laboratorios de la industria farmacéutica y química, ya que permite llevar a vacío y bajas temperaturas la deshidratación de compuestos de importancia clínica y científica, evitando la desnaturalización de proteínas. Materiales biológicos como células, bacterias y vacunas se convierten en productos secos impidiendo el paso por su fase liquida, y de esta manera previniendo cambios químicos, enzimáticos y biológicos, y permitiendo a su vez:

A nivel de laboratorio, podemos decir que la liofilización es clave para conservar productos farmacéuticos y de origen biológico que no deben ser calentados ni siquiera a temperaturas moderadas. Para pequeñas cantidades de muestra se utilizan viales, tubos o matraces de fondo redondo (mayor resistencia, con posibilidad de cierre dentro del liofilizador). 

El procedimiento para liofilizar una muestra consta de varias etapas: congelación de la muestra a bajas temperaturas, secado del producto congelado por sublimación y almacenamiento del producto. 

Ventajas de la liofilización respecto a otras técnicas

¿Qué te ofrecemos en Kalstein?

En Kalstein fabricamos equipos de laboratorio de la más alta calidad y la mejor tecnología, por lo que en esta oportunidad te presentamos nuestro Liofilizador de laboratorio YR05186, novedoso equipo diseñado para cumplir las más exigentes normas internacionales y satisfacer las demandas de liofilización en su laboratorio, así como también le permitirá tener acceso a procesos de alta eficiencia a bajos costos. Este equipo cuenta con las siguientes características: 

Para mayor información sobre nuestros liofilizadores, le invitamos a echar un vistazo en nuestro catálogo de productos AQUI