Precauciones a seguir al utilizar las muflas en el laboratorio

diciembre 28, 2022by Kalstein
YR05272-IMG-2.jpg

La mufla, es una especie de horno utilizada normalmente para fundir metales y para la cocción de materiales mediante la energía térmica. El funcionamiento de este equipo se basa en las altas temperaturas, esto es posible gracias a que está conformada por una cámara cerrada, la cual está cubierta de un material refractario que posibilita una entrega de calor uniforme en el interior, pudiendo alcanzar temperaturas de hasta 1.700° C. Por otro lado, La mufla opera de una forma más controlada que la de un horno convencional, ya que esta monitorea y regula la temperatura en todo momento.

La mufla lleva a cabo procesos térmicos para poder mejorar las propiedades de dureza, desgaste, estampación y resistencia a la atracción de choque. Por su diseño, tiene gran cantidad de aplicaciones en distintas áreas como: procesos de control, trabajos de laboratorio, tratamientos térmicos, secado de precipitado, calcinación del precipitado y ensayos de fundición. 

Muflas

En todo laboratorio científico encontramos la presencia de instrumentos y aparatos muy útiles, entre ellos, la mufla, que es básicamente un horno que opera a altas temperaturas, diferenciándose únicamente del convencional por el hecho de que esta puede calentar hasta 1.700° C aproximadamente.  Este equipo es fundamental para la elaboración y horneado de piezas de cerámicas y diferentes propósitos dentro del laboratorio.

La mufla está construida con material refractario aislante, esto quiere decir que, está diseñada para resistir altas temperaturas y para introducir únicamente materiales de ese tipo. Esta cámara posee un orificio de visualización y un techo en donde se encuentra un agujero por donde salen expulsados los gases de la cámara. Además, posee un mecanismo de control que permite regular de manera progresiva el aumento de la temperatura. 

Tipos de muflas

La aplicación de la mufla en los laboratorios es conveniente cuando se desea alcanzar temperaturas mayores a 350° C. Dentro de la mufla solo deben usarse materiales refractarios ya que son los únicos que soportan las temperaturas que se desarrollan en ella. Por otro lado, se debe tomar en cuenta que existen variedades de tipos de muflas, por ejemplo, las de combustible, las eléctricas o las que están basadas en otros principios, sin embargo, todas están compuestas por un gabinete interno, un gabinete externo, el panel de control, la contrapuerta y los controladores de temperatura. A continuación, se explicarán más a detalle los tipos de muflas:

  • La mufla eléctrica: tiene como función calentar muestras sólidas y generar reacciones químicas y físicas, como resultado del aumento de temperatura. Debido a que calienta de forma rápida, eficiente y homogénea, permite desempeñar funciones de laboratorio como relevado, temple, reacciones químicas, entre otras.
  • La mufla de combustible: es, técnicamente, un horno que opera a temperaturas elevadas y donde la fuente de calor está separada de la cámara de cocción, de manera que no se contamine con los gases de combustión.

Precauciones a seguir al utilizar las muflas en el laboratorio

La mufla es una cámara cerrada de alta temperatura que se encarga de hacer tratamientos térmicos, incineración de muestras orgánicas e inorgánicas, pruebas de calcinamiento y cocción de materiales cerámicos. Este equipo debe usarse siempre en interior, a una temperatura ambiente aproximada entre 15° C y 40° C y una humedad promedio del 80 %. Si no se cumple con estas pautas, además de que el rango de temperatura y estabilidad del equipo puede verse afectado negativamente, también puede poner en peligro a los trabajadores.

Cuando el trabajador procede a operar la máquina debe tomar las precauciones necesarias como, por ejemplo, usar guantes y delantal para así poder verificar que la mufla esté correctamente conectada a la fuente de poder y cargar las muestras deseadas para procesarlas. Cuando la temperatura se haya ajustado, no puede haber cerca de la mufla personal de laboratorio sin la protección mencionada. Por otra parte, para que la mufla pueda perdurar se deben cumplir los siguientes pasos de mantenimiento:

  • Someterla, una vez por semana, a una limpieza externa con solución abrasiva.
  • Realizar periódicamente un chequeo en el sistema eléctrico del laboratorio.
  • Evitar conectar la mufla a conexiones eléctricas que conduzcan al sobrecalentamiento.
  • Mantener 15 cm de espacio libre alrededor de la mufla para que pueda circular el calor.
  • Recalibrar una vez al año para corregir desfases.

Mufla marca Kalstein

Si está interesado en realizar la COMPRA de una mufla para su laboratorio, en Kalstein la conseguirá, ya que somos FABRICANTES de estas y de una gran variedad de instrumentos de laboratorio. Nuestros productos tienen como característica distintiva el ser de amplia tecnología y alta calidad, además poseen los mejores PRECIOS del mercado, los cuales se adaptan a ti y a tu bolsillo. Contamos con muflas y horno de mufla de caja de alta temperatura Universal Lab. Nuestros modelos horno de mufla de caja de alta temperatura Universal Lab presentan las siguientes características: 

  • 1200°C, 1400°C, 1700°C temperatura máxima de funcionamiento.
  • Aislamiento de alúmina fibrosa de alta pureza para un máximo ahorro energético.
  • Estructura de acero de doble capa con ventilador de enfriamiento de aire para mantener el exterior del horno seguro al tacto.

Si deseas adquirir alguna mufla de las que tenemos disponibles para la venta, puede ingresar a: AQUI. Para visualizar nuestros otros productos y equipos, consulte AQUI

Kalstein

PARIS

Sede

5 rue de Castiglione 75001 Paris – France.
(+33) 01 70 39 26 50(+33) 7 60 83 92 83sales.department@kalstein.eu

UBICACIONES

Estamos siempre cerca.



Sigue nuestra actividad en las redes sociales

Mantente informado con todas las noticias de actualidad del sector.


Cotizaciones personalizadas e instantáneas

Genera cotizaciones basadas en información de productos seleccionados.

AUTO COTIZAR